Anemia por deficiencia de vitaminas


12/09/2022


Anemia por deficiencia de vitaminas

La anemia por deficiencia de vitaminas es por la falta de glóbulos rojos adecuados cuya causa es tener cantidades inferiores a las normales de vitamina B-12 y de ácido fólico.

Esto puede ocurrir por no ingerir suficientes alimentos que contengan ácido fólico o vitamina B-12, o también cuando el cuerpo tiene problemas para la absorción de estas vitaminas.

Sin estas vitaminas, el cuerpo empieza a producir glóbulos rojos que son demasiado grandes y que no funcionan adecuadamente. Esto va reducir su capacidad de trasportar oxígeno a todo el cuerpo.

Síntomas

Los Síntomas de la anemia por deficiencia de vitaminas por lo general se desarrolla lentamente durante varios meses o años. Los signos y síntomas pueden ser sutiles en un principio, pero suelen aumentar a medida que la deficiencia empeora y presentan los siguientes síntomas: fatiga, falta de aire, mareos, piel pálida o amarillenta, latidos del corazón irregulares, pérdida de peso, entumecimiento u hormigueo en las manos y los pies, debilidad muscular, cambios en la personalidad, movimientos inestables, confusión mental y olvido.

Causas

La causa de la anemia por deficiencia de vitaminas puede ocurrir si no se consume suficientes alimentos que contengan acido fólico y vitamina B-12 o por una mala absorción de estas vitaminas.

Una de las causas de la deficiencia de vitamina B-12

Las causas de los niveles bajos de vitamina B-12 pueden ser por:

Alimentación. Por una disminución de vitamina B-12 que se encuentra principalmente en los alimentos como ser la carne roja, los huevos y la leche. Por eso recomendamos que las personas que no consumen estos alimentos podrían necesitar tomar suplementos de vitamina B-12.

Anemia perniciosa. Esta afección se da cuando el sistema inmunitario del organismo ataca las células del estómago que producen una sustancia que se llama factor intrínseco. Sin esta sustancia, la vitamina B-12 no puede ser absorbida en los intestinos.

Cirugías gástricas. Si se extirparon quirúrgicamente partes del estómago o de los intestinos, esto puede reducir la cantidad de factor intrínseco producido y la cantidad de espacio disponible para que se absorba la vitamina B-12.

Problemas intestinales. La enfermedad de Crohn que es una afectación inflamatoria de tipo criónica y autoinmune del tubo digestivo y la enfermedad celíaca que es un trastorno digestivo y autoinmune crónico que daña el intestino delgado que estos pueden interferir con la absorción de la vitamina B-12.

Deficiencia de ácido fólico

El ácido fólico, que también se lo conoce como vitamina B-9, es un nutriente que se encuentra principalmente en las verduras de color verde oscuro y también en el hígado de res. La deficiencia del ácido fólico puede presentarse cuando las personas no ingieren alimentos que lo contengan esta vitamina o cuando el cuerpo no puede absorber el ácido fólico de dichos alimentos.

Los problemas de absorción pueden tener las siguientes causas: Enfermedades intestinales como la enfermedad celíaca, Extirpación quirúrgica o bypass de una parte grande de los intestinos, Consumo excesivo del alcohol, Medicamentos anticonvulsivos.

Las mujeres embarazadas y las mujeres que amamantan tienen una mayor necesidad de ácido fólico, al igual que las personas que se someten a diálisis por una enfermedad renal.

La falta de ácido fólico puede provocar defectos de nacimiento durante el embarazo..

Complicaciones

La deficiencia de vitamina B-12 y ácido fólico aumenta el riesgo de padecer problemas de salud como ser:

Complicaciones en el embarazo. Un bebe en desarrollo que no reciba suficiente ácido fólico de la madre puede desarrollar anomalías congénitas del cerebro y la médula espinal.

Complicaciones en el trastornos del sistema nervioso. Sin tratamiento, la deficiencia de vitamina B-12 puede provocar problemas neurológicos, como hormigueo persistente en las manos y los pies o problemas con el equilibrio. Puede provocar confusión mental y olvidos, ya que es necesaria para el funcionamiento saludable del cerebro.

Mayor complicación puede ser el  CA de estómago. La anemia perniciosa aumenta el riesgo de padecer cánceres de estómago o intestino.

Prevención

Se puede prevenir algunos tipos de anemia por deficiencia de vitaminas si elegimos seguir una dieta saludable que incluya una variedad de alimentos.

Los alimentos que incluyen vitamina B-12 son: carne de res, hígado, pescado, huevo, Los alimentos fortificados, como ser los granos (arroz, maíz, trigo, avena, sorgo, centeno cebada, mijo) para el desayuno, leche, queso y yogur.

Los alimentos ricos en ácido fólico son: brócoli, espinaca, espárragos, frijol o poroto, naranjas, limones amarillos, bananas, fresas, melones, productos de granos enriquecidos (como pan, cereales, fideos y arroz), hígado, riñones, hongos y maní.

En su mayoría los adultos necesitan que su alimentación diaria deben proporcionar cantidades medianas de vitamina B-12 y ácido fólico, de igual manera las mujeres embarazadas y en período de lactancia deben duplicar el consumo de estas vitaminas.

La mayoría de las personas obtienen suficientes vitaminas de los alimentos que consumen.

Diagnóstico

Para diagnosticar las anemias por deficiencia de vitaminas, es posible que se te hagan análisis de sangre para verificar la cantidad y la apariencia de los glóbulos rojos, la cantidad de vitamina B-12 y de ácido fólico en la sangre, la presencia de anticuerpos anti factor intrínseco, que indica una anemia perniciosa.

Tratamiento

La anemia por deficiencia de vitamina se trata supliendo con dosis faltantes de la vitamina ausentes. Para la anemia perniciosa, por lo general se administra vitamina B-12 mediante sueros vitaminados y es posible que deba tomarla de manera habitual.

La vitamina B-12 se la puede administrar de la siguiente manera: atrases de sueros como ser el coctel de Myers, inyecciones Intramusculares, pastillas, jarabes o una pastillas que contengas esta vitamina, tabletas efervescentes que se diluye en agua.

Los medicamentos para aumentar los niveles de ácido fólico a menudo vienen en forma de pastillas para tragar, pero algunas versiones pueden administrarse a través de sueros vitaminados.

Preparación para la consulta

Si sospechan que tienen anemia por deficiencia de vitaminas, es probable que comiencen por consultar a su médico de cabecera o a un médico general. Sin embargo, en algunos casos, pueden derivarte a un médico que se especialice en trastornos de la sangre como ser un hematólogo.

Qué puedes hacer para la consulta con el médico

Anota los síntomas que tengas, incluidos aquellos que quizá no parezcan estar relacionados con el motivo de la cita.

Anota información personal clave, como episodios de estrés importantes o cambios recientes en tu vida.

Haz una lista de todos los medicamentos, así como de cualquier vitamina o suplemento que estés tomando.

Escribe preguntas para hacerle al médico.

Tu tiempo con el médico es limitado; por eso, preparar una lista de preguntas te ayudará a aprovechar ese tiempo al máximo. Para la anemia por deficiencia de vitaminas, algunas preguntas básicas para hacerle a tu médico incluyen:

¿Hay algo más que pueda estar causando mis síntomas?

¿Es probable que la afección sea temporal o duradera?

¿Qué tiempo dura el tratamiento?

¿Hay algún alimento que deba añadir a mi dieta?

Además de las preguntas que has preparado para hacerle a tu médico, no dudes en hacer preguntas durante tu cita cuando no entiendas algo,

No olvides agendar tu cita mediante la plataforma de MEDICINETS y seguirnos en nuestras redes sociales.


Compartir en:

Deja tu comentario: